user preferences

¿Una nueva Asociación Internacional de los Trabajadores?

category internacional | workplace struggles | other libertarian press author Saturday November 12, 2016 17:33author by CIB Unicobas Bari Report this post to the editors

Algunas observaciones sobre la propuesta de una "nueva AIT" por la C.N.T.-E., la F.A.U. y la U.S.I.-Prato Carnico

A la luz de la convocación de un “Congreso de refundación de la A.I.T.” propuesta por la C.N.T.-E., la F.A.U.-Alemania y la U.S.I.-Prato Carnico (hizo la escisión de la U.S.I.), nos hemos sentidos obligados a expresar algunas consideraciones sobre eso y de volver a proponer nuestro testimonio en el 20° Congreso de la A.I.T. de diciembre 1996 en Madrid.
Las razones por las que expresamos y volvemos a proponer este testimonio se relacionan a las consideraciones hechas con las cuales las tres siglas sindicales proponen este congreso.

¿Una nueva Asociación Internacional de los Trabajadores?
¿Propuesto por la C.N.T.-E., la F.A.U. y la U.S.I.-Prato Carnico?


En el preámbulo de su documento “Los anarquistas y la acción sindical en el segundo posguerra” (Genova, setiembre 2007) Guido Barroero escribía: “Ha habido alguna vez y por un periodo significativo una sustancial unidad estratégica y organizativa en la acción sindical entre los anarquistas? La respuesta es no, nunca ha habido, tampoco en los “buenos viejos tiempos” de la prima Unión Sindical. Tampoco ahora ni, probablemente, se realizará en el futuro cercano”.
9 años después de esa amarga observación, creemos que cualquier nuevo intento de recomposición del anarco-sindicalismo y del sindicalismo revolucionario sea justo y merece atención, siempre que se tengan muy en cuenta los fallos pasados y se recupere la honestidad de reconocer públicamente los errores cometidos. No hacerlo llevará a nuevos inevitables y imperdonables fallos en una fase histórica como la actual, donde es estridente la falta de una fuerte influencia de las ideas y de las propuestas libertarias alternativas y antagonistas con un mundo más y más afectado por las consecuencias catastróficas de la decadencia del capitalismo hambriento.

Por tanto, a la luz de la convocación de un “Congreso de refundación de la A.I.T.” propuesta por la C.N.T.-E., la F.A.U.-Alemania y la U.S.I.-Prato Carnico (hizo la escisión de la U.S.I.), nos hemos sentidos obligados a expresar algunas consideraciones sobre eso y de volver a proponer nuestro testimonio en el 20° Congreso de la A.I.T. de diciembre 1996 en Madrid.
Las razones por las que expresamos y volvemos a proponer este testimonio se relacionan a las consideraciones hechas con las cuales las tres siglas sindicales proponen este congreso. La carta abierta de invitación de la C.N.T.-E. afirma que la nueva A.I.T. tendrá que expresar un carácter “activo y inclusivo” y participar activamente en las luchas de los trabajadores y de las trabajadoras para “lograr conquistas sociales”. Se afirma que esta nueva internacional “debería limitarse a reconocer principios generales que expresen los aspectos en común de las secciones participantes, independientemente de sus distintas historias, tradiciones y situaciones socioeconómicas”. En cualquier caso, según los principios generales, la organización tendrá que ser “anarco-sindicalista o sindicalista revolucionaria” y en todo caso “no vertical”. Lo que llama la atención es la admisión por la C.N.T.-E. del hecho de que “a pesar de nuestros esfuerzos, hoy en día la AIT se ha desviado de sus principios y prácticas y, en lugar de concentrarse en la actividad sindical, se ha convertido en una organización burocrática, dogmática y sectaria”.
Suponiendo que actualmente la A.I.T. verdaderamente se haya convertido de esta manera, nos preguntamos, ¿quiénes podrían ser los responsables de esta degeneración?

A la luz de esto, volvemos a proponer los contenidos de la intervención de la delegación de la U.S.I. en el 20° Congreso en Madrid (el documento completo de la intervención esta adjunta al final de esta carta, y fue originariamente publicada por A-Infos en 1996 - http://www.ainfos.ca/A-Infos96/8/0303.html). En esa ocasión, la C.N.T.-París fue excluida de la organización y la U.S.I. dejo el Congreso en protesta y también dejando sus badges de acreditación sobre la mesa de la presidencia. En la intervención, además de denunciar las motivaciones y el método empleados con los cuales la C.N.T.-París fue excluida, la U.S.I. hizo unas observaciones afirmando exactamente lo que los re-fundadores afirman hoy. Pero sin embargo parece que C.N.T.-E., F.A.U. y U.S.I.-Prato Carnico no tengan memoria de lo que pasó y se dijo en aquel momento.
En 1996, la U.S.I. ya señalaba y reivindicaba la identidad amplia de la A.I.T., y que la A.I.T. “Es la historia del Sindicalismo Revolucionario, no solamente del Anarco-Sindicalismo”. “Los fundadores de la A.I.T.”, continúa la intervención, “emplearon el término 'Sindicalismo Revolucionario' porque se referían a la condición común de todos los trabajadores: la explotación.”
¿Que afirman hoy los re-fundadores? Que la nueva internacional tendrá que ser “anarco-sindicalista o sindicalista revolucionaria”.
La U.S.I. denunciaba que la A.I.T. estaba tomando un curso “anarquista integrista” y que era necesario “empezar de nuevo a construir un nuevo movimiento internacional y anticapitalista de los trabajadores, entre los trabajadores explotados, los niños explotados, la gente sin comida, las personas sin derechos. No solamente entre los anarquistas.”. Para la U.S.I., “la propaganda sindicalista revolucionaria y las luchas por los derechos fundamentales” eran “ambas (...) necesarias” y esas no eran “en conflicto una con otra”. Hoy se dice que es necesario que la A.I.T. sea “activa y inclusiva” y comprometida con las luchas para “lograr conquistas sociales” y del otro lado hay la denuncia del cambio “dogmático y sectario” que, como reconoce la C.N.T.-E., alejó la A.I.T. “de sus principios y prácticas (...) en lugar de concentrarse en la actividad sindical”.
C.N.T.-E. habla de una desviación “burocrática”, que es el predominio de las estructuras de poder 'oficial' a expensas de sus reglas y de la base viviente y actuante de una organización.
¿Y que ocurrió hace 20 años? Durante el Congreso, sin ninguna discusión celebrada en los plazos del Capítulo 5 del Estatuto de la A.I.T., la C.N.T.-París fue condenada y excluida mientras que se presentaban cargos muy graves contra la U.S.I. ¿Que decía el Estatuto? Que para resolver los conflictos internos se convocara órganos paritarios que llegaran a un acuerdo unánime. Sin embargo, parece que los buros hayan desbancado las reglas mismas de su funcionamiento. La U.S.I. pedía que la Secretaria misma respetara “los principios y el Estatuto de la A.I.T.” Algo que no se hizo. Si no fue “desviación burocrática” esa, ya entonces. ¿Y por quiénes? ¿Quién defendió esa exclusión y esas prácticas? La C.N.T.-E. entre otros. Apoyada abiertamente para la Federación Anarquista Italiana (esa misma Federación Italiana que ya a partir de su reconstitución en 1945 siempre se opuso al renacimiento de la USI), presente en aquel Congreso con su representante en la IFA y con sus militantes que fueron llamados a adherir a toda prisa a la U.S.I.-Prato Carnico.
Sin embargo, también las razones de la exclusión de las secciones francesa y italiana se relacionan a las razones adoptadas por los re-fundadores de la A.I.T.. Ellos, en la carta abierta de la C.N.T.-E., subrayan que la nueva A.I.T. “debería limitarse a reconocer principios generales que expresen los aspectos en común de las secciones participantes, independientemente de sus distintas historias, tradiciones y situaciones socioeconómicas”. Eso implicaría que, aparte de los principios generales expresados por ellos, las organizaciones individuales afiliadas a la A.I.T., tengan o deban tener una autonomía amplia en sus contextos de acción, siempre que cumplan con los principios de horizontalidad y que no participen fuera de todo “proyecto electoral, ya sea a partidos políticos o a candidatos individuales”. La C.N.T.-París fue excluida porque se le acusaba de participar a las elecciones de los representantes sindicales y de los trabajadores y trabajadoras en las empresas (algo que la U.S.I. Sanità-Prato Carnico hacia y hace hasta hoy). U.S.I. se le acusaba de que estaba aliada con un sindicato definido 'fascista' por miembros de la U.S.I.-Prato Carnico. Esas acusaciones eran espurias, infundadas y nunca probadas según los procedimientos establecidos por la A.I.T.
¿Sobre qué base fueron 'anárquicamente' procesadas esas secciones? ¿Sobre el tipo de trabajo que hacían según los principios de la A.I.T.? Pero incluso en el caso que hubiera dudas o 'culpas' en sus actividades, sigue siendo la cuestión de método con el cual se discutieron estas acusaciones y que llego a la exclusión. Siempre se trata de la cuestión del 'burocratismo', del dominio de los buros, que por una 'buena' razón consideraron necesario desbancar toda practica libertaria. Y no hablamos de una práctica libertaria en abstracto, sino de aquella establecida en el mismo Estatuto de la A.I.T. La Secretaria tenía que hacer valer y garantizar el cumplimiento con el Estatuto. En realidad, todos los miembros eran llamados a hacerlo valer. Tan 'cierto', entonces, son las conclusiones actuales de C.N.T.-E., F.A.U. y U.S.I.-Prato Carnico. Sin embargo, tenemos que considerar ese pequeño detalle: en lo últimos 20 años la A.I.T. permaneció también en sus manos, y ese burocratismo fue ejercitado por ellos.
A la luz de estas consideraciones, los excluidos de entonces tendrían que ser rehabilitados por lo menos o incluso ser considerados 'proféticos' respecto a lo que luego ocurrió en la A.I.T.

Han pasado 20 años. Puede ser, de hecho, es casi cierto, que la mayoría de los que estaban en la A.I.T. en 1996 ya no están en la organización o se han ido. ¿Es justo reprochar a los que hoy están en la C.N.T.-E., en la F.A.U. y en la U.S.I.-Prato Carnico lo que ocurrió hace 20 años?
Cuando alguien se siente (o cree ser) el continuador de una historia también debe ser portador de la memoria. Esa memoria tiene que ser completa y imparcial. Nosotros no encontramos en ninguna parte de la carta abierta de la C.N.T.-E. la memoria de lo que ocurrió y dijeron los otros protagonistas de aquel momento. Casualmente, algunas de las conclusiones exprimidas hace 20 años nos las encontramos en la conclusión de C.N.T.-E., F.A.U. y U.S.I.-Prato Carnico. Podríamos todos darnos la mano, pero eso no va a hacer. En el momento en que la memoria lleva enterrada, en el momento en que estas nuevas (¿nuevas?) consideraciones y indicaciones no llevan a una revisión de lo que ocurrió no puede haber entendimiento ni intercambio de ideas.

No es políticamente y históricamente creíble quién hoy afirma las mismas cosas que hace 20 años fueron dichas por los que fueron excluidos por parte de los que hoy denuncian estas cosas. Excluidos de manera autoritaria a causa de los mismos fenómenos que se denuncian hoy día como ayer.
La C.N.T.-E., en la F.A.U. y en la U.S.I.-Prato Carnico han sido en la A.I.T. desde diciembre 1996 hasta ahora. Puede ser que ellas no tengan toda la responsabilidad si la A.I.T. se ha convertido en algo diferente. ¿Pero quiénes son ellas para hacer una propuesta sin ilustrar todos los hechos a todo el movimiento anarquista? ¿Las actas de aquel Congreso se hicieron públicas? ¿Quiénes son ellas para relanzar una organización que según ellas ha retrocedido, pero en realidad lo hizo también bajo su gestión y en la dirección dados por ellas a lo largo del tiempo? Quizás algunos de los agentes de este declive pretenden ser los renovadores. Además, lo hagan otra vez en violación del Estatuto de la A.I.T. convocando un congreso secesionista sin siquiera intentar resolver las diferencias y los conflictos en los órganos y con las modalidades establecidos. Claramente, ahora como entonces, alguien teme la confrontación y prefiere crearse una audiencia totalmente nueva: su nueva A.I.T. parece la de 1996. En su seno solo hay los que ellos quieren.
Hoy, en cuanto anarquistas, habríamos esperados un gesto de buena fe en frente de esta toma de conciencia de lo que ha devenido la A.I.T. No es de esperar disculpas, que no cambian nada, sino que el tomar nota y reconocer que lo que dijeron la U.S.I. y todos los que estaban a su lado se ha demostrado fundado y visto confirmado. Porque, si las razones son las mismas, esto significa que hemos perdido 20 años de tiempo, que los excluidos han sido excluidos inútilmente, y sus ideas ignoradas con gran daño para la organización y la acción libertaria y anarco-sindicalista.
¿Es esto el problema? ¿Admitir que alguien se equivocó? ¿Que alguien actuó de manera autoritaria y de mala fe?
Seguramente de mala fe, ya que no se menciona, se borra, se esconde lo que fue. Solo podemos volver a la carta abierta de la C.N.T.-E. La vemos come una prueba que habla por sí misma: quiénes hirieron esas cosas, quiénes les personificaron hace 20 años, hoy les denuncian como si no pasara nada.
Y sobre eso, compañeras y compañeros, no hay nada más que decir.

En memoria de Alessandra, Cettina, Marcello, Marco
compañeras y compañeros de la U.S.I.
que no están entre nosotros

Giuseppe Gerardo Carbonara - Bari (Italia)
Robin Libero Carbonara - Bari (Italia)
Pasquale Cataldo Montebelluna (TV) (Italia)
Participantes en el 20 Congreso de la AIT en Madrid

y Nicola Laucelli – Bari (Italia)


------------------------

PUBLICADO EN ITALIANO EN EL A-INFOS EN 14 DE DICIEMBRE DE 1996 (http://www.ainfos.ca/A-Infos96/8/0303.html)


A todas las secciones de la A.I.T.

Para información a todo el movimiento de oposición anticapitalista mundial político y sindicalista.

Comunicado de protesta y de impugnación de las decisiones del 20° Congreso de la A.I.T. celebrado en Madrid de 6 al 8 de diciembre de 1996.


Con esta comunicación, trasmitida por fax y por e-mail a todas las secciones de la A.I.T., queremos impugnar las decisiones adoptadas por el 20° Congreso de Madrid, a causa de los métodos estalinistas adoptados para dividir la A.I.T. y expulsar las secciones más numerosas y bien además activas en las luchas. Esas decisiones fueron tomadas en contra del estatuto de la A.I.T., especialmente en el Capítulo 5 – Condiciones de adhesión, párrafo a) – subpárrafo segundo, párrafo c) – subpárrafo segundo y párrafo e).

Impugnamos el método de votación empleado que ha permitido la “expulsión” de la sección de la C.N.T. París, después del abandono del Congreso por parte de la delegación de la U.S.I., solamente con los votos a favor de la N.S.F. - Noruega y de la C.N.T-España. El voto de la U.S.I. Prato Carnico no podía ser considerado válido porque la U.S.I. Prato Carnico no representa una sección y del otro lado había la abstención o la no participación en el voto por la W.S.A.-U.S.A., la F.A.U.-Alemania, la S.F.-Inglaterra, F.O.R.A.-Argentina. Ya que los abstenidos tienen que ser considerados votos en contra tanto en la materia en cuestión como en el método de votación, una decisión minoritaria fue impuesta por la Secretaría de la A.I.T. y por la C.N.T.-España. Esto no refleje un acuerdo unánime, según el método libertario, adoptado por todas las secciones presentes.

Protestamos contra esta decisión autoritaria, acordada previamente junto con las minorías integristas infringiendo el Capítulo 5 del estatuto. El estatuto establece en el párrafo a) – subpárrafo segundo la convocación de una comisión compuesta por dos miembros de cada organización interesada y por el Secretario de la A.I.T. En el párrafo c) – subpárrafo segundo, el estatuto establece el acuerdo unánime de una conferencia compuesta por dos miembros de cada organización, tanto de la organización disidente o excluida tanto de la adherente, y por la Secretaría de la A.I.T.

Nunca ha sido convocada ni una Comisión ni una Conferencia y por eso la Secretaría de la A.I.T. debe considerarse ella misma en violación del estatuto, anti libertaria y autoritaria.

Después de la difusión de esto comunicado pediremos la repetición del 20° Congreso y la suspensión de todas las decisiones a partir del punto 8, reservándonos la facultad de tutelarnos ampliamente con acciones ulteriores.

El Secretario General de la U.S.I./A.I.T.
Marcello Cardone

Para la Comisión Relaciones Internacionales
Alessandra Sapunzachi

La delegación U.S.I./A.I.T. en el 20° Congreso de Madrid


Intervención de la U.S.I./A.I.T. (Roma) sobre el punto 8 del 20° Congreso de la A.I.T. en Madrid (6-8 diciembre 1996) por G. G. Carbonara.

Compañeros, no voy a hacer un espectáculo anarquista, porque se acabó la fiesta.
No más banderas rojinegras, himnos anarquistas y rock'n'roll. No, realmente se acabó la fiesta.
Me gustaría saber si alguien alguna vez leyó los principios y los fines de la A.I.T.
Me gustaría saber si alguien conoce la historia de la Primera Internacional o de la A.I.T., a partir de su fundación en 1922.
Es la misma historia: la historia de los trabajadores anti-autoritarios en lucha contra todas las formas del fascismo, también contra el marxismo. Pero no es solo eso. Es la historia de mentiras y de calumnias que los marxistas han empleado contra los anarquistas, la primera verdadera forma de estalinismo, haciendo cualquier cosa para tomar el poder.
Ante todo, se trata de la historia de todos los trabajadores, sin adjetivos.
No solamente de los trabajadores anarquistas. Es la historia del Sindicalismo Revolucionario, no solamente del Anarco-Sindicalismo.
Los fundadores de la A.I.T. emplearon el término “Sindicalismo Revolucionario” porque se referían a la condición común de todos los trabajadores: la explotación.
¿Estáis haciendo lo mismo, hoy?
Hoy, contra esas secciones que tratan de restablecer la verdadera peculiaridad de la A.I.T., alguien está haciendo un juicio estalinista, o simplemente un juicio autoritario, hecho de mentiras y de calumnias. El mismo método empleado por los marxistas desde siempre.
Queridas N.S.F. o A.S.F. (¿la A.S.F. es algo real?), ¿dónde está el método libertario de escuchar ambos bandos? Querida N.S.F., ¿dónde está el artículo 5 del estatuto de la A.I.T.? C.N.T.-Española, dónde está la verdad? ¿La verdad es solo lo que queréis oír? ¿Dónde están los compañeros con un mundo diferente en sus corazones?
Yo pido oficialmente en este Congreso que el artículo 5 se aplique. ¿Quién no lo quiere? ¿Quién es contra el estatuto de la A.I.T.? La Secretaría de la A.I.T. debe cumplir con los principios y con el estatuto de la A.I.T., algo que ella no hizo antes en relación con este punto.
Hoy, alguien está tratando de borrar una parte de la lucha de clase, aquella lucha de clase que la C.N.T. París y la U.S.I. Roma llevan adelante todos los días entre los trabajadores. Simplemente los trabajadores, en cuánto tales: seres humanos. Los trabajadores no son cintas en blanco sobre los cuales podemos registrar, no necesitan lavado de cerebro.
Hoy, después de la caída del falso comunismo, delante del triunfo e de la expansión mundial del capitalismo, tenemos que empezar de nuevo a construir un nuevo movimiento internacional y anticapitalista de los trabajadores, entre los trabajadores explotados, los niños explotados, la gente sin comida, las personas sin derechos. No solamente entre los anarquistas.
Supongo que ellos sepan lo que deben hacer. ¿O no?
La historia nos demuestra que el camino hacia la revolución es largo y difícil. Los compañeros españoles lo saben bien. Y nosotros tenemos que afrontar un camino nuevo y largo, hecho de conciencia política de la gente, una conciencia, un conocimiento, que a veces crece rápidamente, pero otras veces no. Nosotros creemos que tanto la propaganda sindicalista revolucionaria como las luchas por los derechos fundamentales ambas sean necesarias y que esas no sean en conflicto una con otra.
Hoy, alguien está tratando de borrar una pequeña parte de la historia de los trabajadores, de nuestra historia. Pero no va a lograr, porque no somos anarquistas por nuestra apariencia, sino que por lo que pensamos, por lo que llevamos en nuestros corazones, y sobre todo por lo que hacemos.
No tenemos miedo de estar fuera de la A.I.T., porque un juicio anarquista no podrá borrar nuestra condición de explotados. Nosotros no somos explotados como anarquistas, pero solo como trabajadores.
No tenemos miedo de estar fuera de la A.I.T., porque tenemos mucho trabajo que hacer fuera de aquí, entre los explotados, y podemos hacerlo.
Si la A.I.T. se está convirtiendo en una organización integrista, entonces nosotros, nosotros mismos, nos quedaremos fuera de aquí. Pero todo el mundo sabrá que la A.I.T. se ha convertido en una organización anarquista integrista. Esto ha de quedar bien claro. Tuvimos un largo viaje, más de 2500 km, para poder estar con todos los compañeros de la A.I.T. en estos días, es una espléndida oportunidad para estar juntos, para aumentar nuestra fuerza, para no separarnos.
Alguien trata de destruir la característica libertaria de la A.I.T..
Cuidado, compañeros, alguien está matando la A.I.T.. ¡Longa vida a la A.I.T.!

UNIONE SINDACALE ITALIANA
Por una sociedad sin clases
Por la autogestión social

This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

Front page

Reseña del libro de José Luis Carretero Miramar “Eduardo Barriobero: Las Luchas de un Jabalí” (Queimada Ediciones, 2017)

Análise da crise política do início da queda do governo Temer

Dès maintenant, passons de la défiance à la résistance sociale !

17 maggio, giornata internazionale contro l’omofobia.

Los Mártires de Chicago: historia de un crimen de clase en la tierra de la “democracia y la libertad”

Strike in Cachoeirinha

(Bielorrusia) ¡Libertad inmediata a nuestro compañero Mikola Dziadok!

DAF’ın Referandum Üzerine Birinci Bildirisi:

Cajamarca, Tolima: consulta popular y disputa por el territorio

Statement on the Schmidt Case and Proposed Commission of Inquiry

Aodhan Ó Ríordáin: Playing The Big Man in America

Nós anarquistas saudamos o 8 de março: dia internacional de luta e resistência das mulheres!

Özgürlüğümüz Mücadelemizdedir

IWD 2017: Celebrating a new revolution

Solidarité avec Théo et toutes les victimes des violences policières ! Non à la loi « Sécurité Publique » !

Solidaridad y Defensa de las Comunidades Frente al Avance del Paramilitarismo en el Cauca

A Conservative Threat Offers New Opportunities for Working Class Feminism

De las colectivizaciones al 15M: 80 años de lucha por la autogestión en España

False hope, broken promises: Obama’s belligerent legacy

Primer encuentro feminista Solidaridad – Federación Comunista Libertaria

Devrimci Anarşist Tutsak Umut Fırat Süvarioğulları Açlık Grevinin 39 Gününde

The Fall of Aleppo

Italia - Ricostruire opposizione sociale organizzata dal basso. Costruire un progetto collettivo per l’alternativa libertaria.

Recordando a César Roa, luchador de la caña

© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]